¿Qué puedo hacer para que no me llamen al teléfono y me quieran vender algo? Newsletter Marzo 2014

Esta pregunta nos la hemos hecho todos en algún momento. ¿Quién no ha recibido una llamada comercial en su fijo o móvil? Muchas de estas llamadas comerciales son de otras compañías telefónicas, sobre todo las que se hacen al móvil. Algunas son de nuestra propia compañía que quiere ofertarnos algún servicio adicional. También lo suelen hacer vía sms. En este y en el caso anterior, ¿Qué herramientas me ofrece la normativa sobre protección de datos para que esto no suceda? Es decir, para dejar de recibir esa publicidad de mi compañía o de las otras, ¿Qué puedo hacer?

Nuestro número de teléfono, es un dato de carácter personal si identifica a una persona física. Los números de empresa no están amparados por la normativa sobre protección de datos. Recordad la definición de datos personal: “cualquier información numérica, alfabética, gráfica, fotográfica, acústica o de cualquier otro tipo concerniente a personas físicas identificadas o identificables”.

Pues bien, cuando una empresa, supongamos que es de telefonía, quiere hacer una llamada comercial a mi número de teléfono, lo primero que tiene que tener es nuestro consentimiento, que al suscribir ese contrato, de forma tácita lo otorgamos o bien, solicitarlo, es decir, “pedir permiso”.

De forma general, para dejar de recibir esas llamadas comerciales no deseadas, ya sea de empresas de telefonía o de otro sector, lo recomendable es darse de alta en la “Lista Robinson”. Esta lista deben consultarla las entidades para no enviar comunicaciones comerciales a aquellas personas inscritas en el Servicio, cuando realicen acciones publicitarias dirigidas a personas que no sean sus clientes, socios, usuarios, etc.

Si no la consultan, estarán vulnerando el artículo 46 del. R.D 1720/2006, decreto que señala que:

“Quienes pretendan efectuar un tratamiento relacionado con actividades de publicidad o prospección comercial deberán previamente consultar los ficheros comunes que pudieran afectar a su actuación, a fin de evitar que sean objeto de tratamiento los datos de los afectados que hubieran manifestado su oposición o negativa a ese tratamiento”.

De forma particular la normativa sobre protección de datos articula dos derechos que podemos poner en marcha los ciudadanos: el de cancelación y el de oposición.

El primero de ellos, una vez lo ejercitemos contra la entidad que nos ha llamado para ofertarnos su servicio, supondrá que ésta nos conteste indicando que ha procedido a cancelar, suprimir, borrar, etc los datos que han podido utilizar. El de oposición, lo ejercitaremos, normalmente contra la empresa que tiene nuestros datos y que nos presta algún servicio o somos clientes. En ese caso, le indicaremos que no deseamos recibir información comercial. La entidad nos responderá indicando que esto se hará así.

De forma coloquial les he querido trasladar lo que podemos hacer en estos casos, ahora bien, tengan en cuenta que si una entidad con la que no hemos tenido ni tenemos relación y además tampoco estamos suscritos en listas cómo las páginas blancas, no podrán ni llamarnos para ofertarnos servicio alguno, puesto que, estarán incumpliendo el artículo 6 de la Ley de protección de datos: “no tienen mi consentimiento para usar mis datos personales.”

Esto es lo que le sucedió a una empresa de telefonía que todos conocemos: en primer lugar vulneró ese artículo 6 en reiteradas ocasiones y en segundo lugar no consultó la Lista Robinson en la que estaba suscrito el titular de los datos. Resultado: una considerable sanción. Pueden consultarla en el siguiente enlace: Ver Sanción

Fíjense, con esto quiero trasladarles la importancia que la normativa sobre protección de datos está adquiriendo: cada vez más personas la conocen y la aplican. Por lo tanto, tanto usted, ciudadano de a pie, como usted, empresa sabe de esta normativa y sabe lo que supone su aplicación y cumplimiento, por ello le invitamos una vez más a que nos consulte antes de realizar cualquier tratamiento de datos fuera de lo habitual, y sobre todo, cuando queramos hacer un uso comercial de esos datos.

¡Recuerden que proteger su intimidad es proteger su negocio!

Comentarios (4)

[…] En nuestro newsletter de marzo hablábamos de la lista Robinson en relación a las casi siempre molestas llamadas comerciales que recibíamos en nuestros fijos o móviles. Definíamos la lista Robinson como un servicio de exclusión publicitaria gestionado por la Asociación Española de la Economía Digital , creado conforme a lo previsto en la normativa sobre Protección de Datos. Este servicio se enmarca en el ámbito de la publicidad dirigida a nombre de una persona y a una dirección de correo postal, a una dirección de correo electrónico o a un número de teléfono concreto. […]

[…] que un titular no quiera recibir ningún tipo de publicidad y por tanto se pueda inscribir en la “lista Robinson”. También va a tener siempre la posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, rectificación, […]

Deja un comentario

He leído y acepto la Política de Privacidad

Evaluadores de datos, S.L, le informa que utilizamos cookies propias y de terceros que permiten al usuario la navegación a través de una página web (técnicas) y para el seguimiento y análisis estadístico del comportamiento de los usuarios (analíticas). Si acepta este aviso consideraremos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad


Hacemos un seguimiento de información anónima de los visitantes del sitio web.
  • _ga
  • _gat
  • _gid

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios